Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 2 de noviembre de 2015

~La prisión de los sueños~

Arañando tu espalda hasta tu cadera, sobre esta mesa de madera cualquiera necesita guerra. Recibir el precio que desvela tu existencia, podríamos ahora confundirnos e ir a la parte trasera... de la vieja escuela, donde la madurez no llega, está lejos y espera no alcanzar la salida de emergencia. Allá los besos sin tregua no pudieron ser mejores a los multiples amores que se quedaron en otro planeta. Así mismo descubro mil preguntas pisando fuerte, mi alma sabe lo que me espera y está inerte, no se altera porque te siente, siente que no te alejas ni en primavera, cuando una flor en mi calavera crece en forma de enredadera y tú la hueles. A mi alma, que no le cabe otra ciencia... Tú ciencia, querida recién salida de mi cabeza, de la corteza especialmente, donde mi aura guarda tus inconscientes espasmos, los que más mienten. ¿No mientes? Seguramente. Abres puertas a la naturaleza de la prisión de los sueños, donde te guardo y te tengo hasta el final del tiempo, incluso en momentos de desesperación, cuando grito: ¡Estoy contento! Mis versos se unen con cables a tus extremidades mas fieras, con miles de calamidades que me hacen cosquillas por la entrepierna, es una bendición este conjunto de sensaciones que calman mis peores pesadillas cuando la noche finalmente llega. ¡Qué me gusta esta sensación! Cuanto placer en una misión que nos lleva hasta la misma palabra AMOR. No puedo resistir a escalar tu mirada que me dice: Yo abro para tí mis alas, pero no digas nada. No puedo resistirme a tocarlas, y me pincho porque estan heladas, me castigan las yemas plantadas en mis manos, me hace daño pero ignoro el lloro que tienen mis ojos, como cuando nos levantamos. Y de antemano te digo que esto no pudo ser real, ya que te vi llegar hace dias a la madurez de lo fantasmal. Mi sueño es como una estrella fugaz, viene y va sin saber a quien mirar, a quien ayudar con su magia singular y conforme vuelve que se estrelle sin poder antes respirar, al lado del mar cuando en ese momento escribo: Esto no es verdad. Te has ido, y como a esa estrella muerta, has venido, para enseñarme lo aprendido. Te recibo con un libro, un grano de cafe, y un prefijo. Re-escribo. Tu nombre, conforme me olvido de la vida: Ángel. Es todo lo que desearía. Para regresar sola a las viejas alcantarillas, donde ya no brilla mi silla y la de al lado se siente muy vacía, fria y continuamente golpeada, pues solo yo te deseaba. Y te deseo, te rezo y te hecho de menos....Al final de los sueños todos volvemos.